Colombia es un país increíble, pero que hay que ganarse. Incluso los viajeros más experimentados deberían seguir esta breve lista de cosas a tener en cuenta.  

14 1

1 – Protección solar y gafas de sol

Bogotá es la tercera capital más alta del mundo (2.640 metros) por detrás de La Paz (Bolivia) y Quito (Ecuador). En la altura el sol golpea hacia abajo. Los rayos UV alcanzan un índice de 11 frente a una media de 8 en la Costa Azul. El sol del Caribe en la costa atlántica no perdona a nadie y un buen protector solar nunca impide un bonito bronceado sino todo lo contrario.

2 – Zapatos para caminar

En Colombia hay un gran número de rutas para los caminantes, desde las trekkings hasta las más arduas (Ciudad Perdida / Caño Cristales) hasta paseos por pequeños pueblos coloniales (Villa de Leyva / Mompox). Un buen par de zapatos para caminar nunca está de más. Consejo rápido: si estás limitado por el peso, lleva los zapatos contigo en el avión o mételos con calcetines en tu maleta para ahorrar espacio.

3 – Adaptador

Si hay algo que no debes olvidar es el adaptador para cargar tus smartphones o cámaras sin el cual no podrás capturar tus recuerdos. Acuérdate de comprarlo antes del viaje, ya que los precios en los aeropuertos son desorbitados. Si te queda algo de espacio, una regleta siempre es útil para los viajes largos. Pequeño consejo: no abuses de los aparatos que funcionan con más de 140V.

4 – Mochila cómoda

En los senderos difíciles, puedes olvidarte del equipaje y optar por una mochila. La elección de la mochila adecuada es importante porque cuando tienes que llevarla durante varias horas, es mejor que te sientas cómodo. Una bolsa con bolsillos interiores mejora el almacenamiento.

5 – Ropa esencial

Colombia alberga algunas de las playas más hermosas del mundo. Sería triste no poder disfrutar plenamente de las cristalinas aguas caribeñas de Cartagena de Indias, o de las blancas arenas de las playas del Parque Nacional de Tayrona.  Piensa en tu traje de baño. Las noches en Medellín y Bogotá son conocidas por ser muy festivas. Un par de zapatos pequeños de vestir y una chaqueta serán apropiados, aunque los códigos de vestimenta no son muy restrictivos. Las noches en la capital refrescan rápidamente y una pequeña y fina chaqueta de plumas no pesa mucho en la maleta. Piensa en el pequeño pañuelo.

6 – Repelente de mosquitos

Los paisajes colombianos son muy variados. Un clima tropical domina la mayor parte del país: laAmazonia, la Costas del Caribe y Pacífico. Estas regiones favorecen la fuerte presencia de mosquitos. No hay que dejar de protegerse de ellas para evitar enfermedades especialmente graves como la fiebre amarilla o la malaria. En cambio, en las montañas -Bogotá- no hay que temer a los insectos.

7 – Cartilla de vacunación internacional

Es obligatorio vacunarse contra la fiebre amarilla para entrar en el Parque Nacional Tayrona. Por ello, es imprescindible viajar con la cartilla de vacunación que le habrá proporcionado el centro especializado. Es aconsejable vacunarse contra la hepatitis A y la fiebre tifoidea, e incluso contra la rabia en casos extremos, si se piensa viajar por el campo y partes del Amazonas.  Estas tres últimas vacunas no son útiles en las grandes ciudades.

8 – Algunos medicamentos

A veces es difícil reconocer las cajas de medicamentos que nos son desconocidas. En Colombia, los medicamentos se venden en droguerías. Para las pequeñas emergencias, es necesario salir con una pequeña farmacia.

9 – Un chubasquero y botas de lluvia

Nos imaginamos a Colombia desmoronándose bajo el fuerte calor y un gran cielo azul. Esto es así en las costas, pero en Bogotá cuando llueve es mejor encontrar rápidamente un refugio. Un pequeño chubasquero y unas botas de lluvia serán de gran ayuda.

10 – Guías de viaje con un mapa integrado

Aunque la organización de las calles -por manzanas- en Colombia facilita la orientación, un mapa sigue siendo esencial. Una buena guía de viajes le pondrá sobre la pista de buenas direcciones y el mapa le asegurará llegar a su destino. Los colombianos son muy acogedores y se tomarán el tiempo necesario para orientarle e intercambiar algunas palabras. Para ellos es un punto de honor recibir a los turistas. Pero tenga en cuenta que es muy importante que se dirija a ellos enespañol -incluso con palabras sencillas- y no en inglés, el idioma de los gringos. Las pequeñas guías de discusiones cotidianas se encuentran fácilmente en Internet a precios muy asequibles.

Pequeños consejos:

En la mayoría de las grandes ciudades podrás pagar con tarjeta de crédito, pero algunas tiendas o restaurantes todavía sólo funcionan con «efectivo«. Así que tendrás que retirar el dinero de los «cajeros». Siempre es más seguro no andar con una gran cantidad de dinero. Si este es el caso una pequeña bolsa de vientre es muy conveniente e invisible.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *